Menu

Mayonesa vegana: cómo hacerla y dónde comprarla

La mayonesa o mahonesa es una salsa muy popular y casi indispensable dentro de la gastronomía tradicional a nivel mundial. Esta salsa emulsionada, que se sirve a temperatura muy fría, se elabora originalmente utilizando como ingredientes principales aceite y yemas de huevo. Estos son pasados por la batidora y sazonados con vinagre, sal y zumo de limón. Su composición la convierte en un alimento apto para personas vegetarianas pero no para veganas.

El origen de la mayonesa, aunque hay fuentes que dicen lo contrario, se establece en las Islas Baleares. Allí es de donde provendría su nombre más próximo a su etimología, mahonesa, que hace referencia a Mahón, la capital de la isla de Menorca, la segunda isla en tamaño del archipiélago balear. Sería en el siglo XVIII cuando esta salsa se internacionaliza tras la invasión de la isla por parte del ejército de Francia, tras ser descubierta por las tropas francesas, que serían las encargadas de exportar a su país natal esta receta.

Independientemente de su procedencia, está claro que esta deliciosa salsa ya es parte de la gastronomía de todo el mundo. La salsa mayonesa se suele utilizar para ensaladas, ensaladillas rusas, para rellenar tortillas, para crear otras salsas como la salsa rosa o también como salsa para acompañar mariscos. Quizás esta última sea la que menos te interese si has llegado a este artículo porque sigues una alimentación 100% vegetal, pero desde hace tiempo existen las gambas veganas. Si todavía no lo has hecho puedes encontrar aquí las gambas veganas a base de proteína de soja y gluten de trigo, que produce y comercializa la empresa de comida vegana Fry’s Family.

 

Cómo hacer mayonesa vegana casera

 

La mayonesa vegana o veganesa (como se conoce comúnmente dentro del veganismo) es muy fácil de preparar. Con aceite girasol, leche de soja, zumo de lima, sal y vinagre de sidra de manzana podrás hacer una como en el video que os presentamos a continuación:

 

 

Dónde comprar mayonesa vegana

 

Para quien no le guste cocinar o no disponga de tiempo para hacerlo, existen numerosas marcas de mayonesa vegana o veganesa en el mercado. Su uso es igual a las mayonesas tradicionales, pero a diferencia de éstas, al no contener huevo, una vez abierta, aguanta en el frigorífico desde un mes, hasta tres meses sin riesgos para la salud de quien las consume. Se pueden encontrar en tiendas veganas y/o ecológicas, y desde hace poco tiempo, en la mayoría de los supermercados.




La mayonesa vegana más famosa de todas es la producida por la empresa Unilever bajo la marca Hellmann’s, y no solamente por la popularidad de la marca en sí, sino porque el lanzamiento de su mayonesa vegana viene precedido de un hecho irónico y controvertido:

En el año 2014 Unilever demandó a la empresa estadounidense Hampton Creek por vender una mayonesa sin huevo llamada Just Mayo. Unilever alegaba que se trataba de “un producto engañoso al tratarse de una mayonesa sin huevo, y que iba en contra de los estándares federales de indentificación de esta salsa”. Finalmente Unilever retiró la demanda y posteriormente, lanzó al mercado su mayonesa Hellmann’s vegana sin huevo, para, según la empresa, llegar a un público más amplio.

La mayonesa vegana de la marca Hellmann’s, se comercializa en España con el Certificado vegano V-Label de la Unión Europea. Además de ser vegana, no contiene gluten ni colorantes artificiales, y lleva Omega 3 AAL, que ayuda a mantener unos niveles normales de colesterol. Entre sus ingredientes principales se encuentra el aceite de nabina 72% (aceite de colza), zumo de limón, agua, vinagre de alcohol y almidones de maíz. El formato habitual de esta mayonesa contiene 280 ml por 2,60 euros y se puede conseguir en supermercados Carrefour.

Otra marca muy conocida en España, Coosur, también ha sacado recientemente su versión de la mayonesa vegana sin huevo. Sin embargo, aunque es claramente 100% vegetal, esta no cuenta con el sello V-Label y tampoco lleva el nombre tradicional de mayonesa, sino “Salsa ligera sin huevo y sin lactosa“. Esta salsa, al igual que la de Hellmann’s, es también apta para personas celíacas, ya que no contiene gluten. Sus ingredientes son, fundamentalmente, aceite de girasol refinado, vinagre de vino blanco, almidón modificado de maíz, azúcar, sal, proteína de guisante y agua. En este caso sí contiene un colorante, el betacaroteno, que consumido en cantidades excesivas es considerado un peligro para el organismo sobre todo para las personas fumadoras. Se comercializa habitualmente en un tarro de cristal de 450 ml, por aproximadamente 2,45€.

Mayola, de la famosa marca Granovita, es una mayonesa vegana, sin huevo y sin lactosa, sin conservantes ni colorantes y sin azúcar. Es, por lo tanto, apto para personas celíacas y veganas. Además, sus ingredientes son ecológicos: aceite de girasol 40%, el zumo de manzana, el almidón de maíz, la proteína de soja 1.4%, el aceite de semillas de lino 5%, ácido acético,  ácido cítrico, harina de mostaza y agua. El bote de 300 gramos lo podemos encontrar por aproximadamente 3,65€.

Vegenesa es una mayonesa vegana creada por la famosa marca Soria Natural. Es una salsa biológica, no contiene gluten y es apta para el consumo vegano. Su textura y sabor apenas difieren de la mayonesa tradicional. Entre sus ingredientes se encuentra el aceite de girasol, el aceite de oliva virgen extra, la calabaza, la almendra, vinagre de manzana, sal marina y agua. El envase de 200 gramos, que cuesta aproximadamente 3 euros en tiendas online, probablemente podamos encontrarlo por poco más de 2€ en tiendas físicas especializadas.

Musa, por su parte, es otra marca de mayonesa sin huevo y sin lactosa. Esto la convierte en otra salsa vegana, una alternativa más a la mayonesa tradicional que podemos encontrar en tiendas especializadas. Asimismo, no contiene gluten, lo que la convierte en ideal para personas alérgicas. Entre sus ingredientes se encuentran aceites vegetales refinados de soja y girasol, almidón modificado de maíz, vinagre, azúcar, sal, agua, mostaza, espesante E415, jugo de limón y aromas. Contiene conservantes (ácido ascórbico) y colorantes (betacaroteno y EDTA). Su precio es de aproximadamente 1,8€ los 300 gramos, y podemos encontrarla en Mercadona y Carrefour.

Egg free mayo, es una mayonesa de venta en tiendas veganas y ecológicas, cuyo embase ya reza que no contiene huevo, es “orgánica, vegana y deliciosa”. Además de proceder todos sus ingredientes de la agricultura ecológica, es apta para personas veganas y alérgicas y/o intolerantes al gluten. Sus ingredientes básicos son el aceite de girasol, el vinagre de manzana, almidón de arroz, semillas de mostaza, agave, sal marina, pimienta blanca y agua. Esta salsa sin huevo ni lactosa ha sido desarrollada por la empresa holandesa Biobandits. Se suele comercializar en un bote de cristal de 240 ml.

Mayonegran semilla de mostaza, mayonesa sin huevo bio es una salsa apta para las personas veganas y también para las celíacas, ya que no contiene gluten. Además, sus ingredientes naturales proceden de la agricultura ecológica, y por ello se puede encontrar en tiendas biológicas, ecológicas y veganas. Esta mayonesa se prepara a base de aceite de girasol, vinagre de brandy, proteína de guisante, vinagre de manzana, azúcar de caña, sal marina, dextrosa, curry y agua. En la página web de Biobandits podemos ver que tienen otras dos versiones de mayonesa, una al limón, y otra con chili. Su precio suele ser aproximadamente 2,92€ por sus 247 gr.

Mayonesa vegana de Soria Natural

Mayorice mayonesa de arroz, es una mayonesa apta para personas veganas, celíacas y creada a partir de productos procedentes de la agricultura ecológica. En cuanto a sus ingredientes contiene agua, arroz, aceite de girasol, sal marina, vinagre de manzana, almidón de arroz, mostaza y zumo de limón. (aproximadamente 3,77€, 165 g)

EDEN es otra mayonesa vegana, sin embargo esta vez, puede contener trazas de leche. Entre sus bondades se encuentra que contiene proteína de guisante y poca grasa, y no contiene huevo, ácido cítrico ni aromas. Sus ingredientes son el aceite de girasol,  almidón de maíz, sal marina, agua, vinagre, azúcar de caña, mostaza genuina de Dijon y proteína de arveja. Su precio es, aproximadamente, de 3,5€.

Por último, Vivibio, es otra mayonesa vegana y biológica que podemos encontrar en tiendas bio. En su etiqueta contiene el símbolo “vegan”, aunque no el V-Label, pero podemos saber que es 100% vegetal ya que sus ingredientes, además de procedentes de la agricultura ecológica, son veganos: aceite de girasol, bebida de soja, vinagre, sirope de arroz, zumo de limón, sal marina, tamari, mezcla de caldo de verduras en polvo, mezcla de verduras deshidratadas, miso y agua. Entre sus alérgenos indica que contiene soja y apio, y puede contener trazas de gluten, mostaza y frutos secos. El bote de 160 gramos cuesta, aproximadamente, 3,7€.




En caso de no encontrar las salsas anteriores en el supermercado o en las tiendas ecológicas/veganas de tu ciudad, siempre las podrás conseguir en tiendas on-line ecológicas, veganas o bien especializadas en este tipo de productos, algunos de importación, y casi todos ellos aptos para personas alérgicas/intolerantes al gluten.

Esta es sólo una pequeña muestra de la gran variedad de salsas veganas que imitan el sabor de la mayonesa tradicional que podemos encontrar en el mercado español y europeo. Como vemos, cada vez son más las opciones que tenemos a nuestra disposición, y cada día más cerca y más baratas, ya que las grandes empresas se han dado cuenta de la gran demanda que existe.

Y tú, ¿las has probado?, ¿Notas la diferencia?