Menu

La nueva hamburguesa vegana de Lidl

Las hamburguesas 100% vegetales se parecen cada día más en su textura, sabor y apariencia, a los propios de la carne. Buenos ejemplos de ello son las que comercializan marcas como Beyond Meat, Linda McCartney, Fry’s Family o Moving Mountains. Además todas estas empresas también cuentan con otros sucedáneos de productos típicos y sabrosos como por ejemplo salchichas, chorizos y langostinos.

Como es bien sabido, cada día llegan nuevos productos veganos a nuestros supermercados y grandes superficies. Entre otros Lidl, Mercadona y Carrefour ya ofertan alternativas vegetales a imitación de la carne, como nuggets, escalopes, albóndigas y hamburguesas.

En Lidl ya existían unas hamburguesas, pero estas no imitaban el sabor ni la textura de la carne, sino que eran de judías y de remolacha. Por ello es noticia que recientemente, en la sección de hamburguesas de Lidl, junto a las elaboradas con carne, han aparecido unas nuevas hamburguesas a base de guisantes, soja y trigo, que nos costará distinguir a simple vista de las tradicionales hechas a base de carne, que ocupan las estanterías contiguas. Nos referimos a las llamadas “Next level burguer“, de “Next level meat“, que llevan el sello vegano V-Label.

Estas hamburguesas se pueden asar o freír, a la parrilla o a la sartén y tienen un elevado contenido proteico: 20 gramos de proteína por cada burguer, que suman en total 227 gramos por tan solo 2,99€.

Entre sus ingredientes se incluyen champiñones en conserva, agua, grasa de coco, proteína de guisante, almidón de guisante, proteína de trigo, aceite de nabina, proteína de soja, harina de soja, especias, emulgente (metilcelulosa), sal, aromas, extracto de levadura, fibra de bambú, colorante (zumo de remolacha roja concentrado), conservantes (sorbato potásico), acetatos de sodio y aroma de humo.

En buena lógica, esta burguer no es apta para celíacos, ya que contiene gluten de trigo, y tampoco pueden consumirla las personas alérgicas a la soja.

Un punto a favor para consumir esta hamburguesa, tal como se indica indica en el paquete, es que es respetuosa con el medioambiente. En su envase reza “Climate neutral“, lo que quiere decir que la producción de este alimento es sostenible, es decir, que las emisiones de C02 emitidas para producirla son mucho menores que las dedicadas a la producción de hamburguesas de carne tradicionales. Quizás el aspecto negativo es el exceso de plástico utilizado en su envasado.