Menu

Chucherías veganas en Tiger

En general se suele pensar que las chucherías, gominolas, caramelos y otros dulces no se hacen con productos de origen animal. En un artículo que hemos publicado previamente en esta web, titulado Por qué preferir gominolas veganas, ya hemos expuesto los motivos por los cuales las gominolas no son aptas para consumo vegano. Si eres vegetariana o vegetariano y crees que estás a salvo, sentimos decepcionarte, ya que el ingrediente que hace que las chucherías no sean veganas es la gelatina, que es elaborada mediante la cocción de desperdicios de la industria cárnica como tendones, huesos, cartílagos y ligamentos de animales, entre otros.

Es bien cierto que las gominolas no son el alimento más sano que existe, pero no se puede obviar que culturalmente hemos adquirido unos hábitos alimenticios con los años que son difíciles de abandonar. Para muchas personas, es muy difícil dejar ciertos sabores y texturas, y esto es algo que las empresas de alimentación saben muy bien. Sobra decir que existen alternativas veganas y vegetarianas para casi todo, y desde luego que las chucherías no iban a ser una excepción. Cada vez es más frecuente encontrar gominolas veganas en más tiendas y supermercados.

Una empresa que ha incorporado a su oferta chucherías veganas es “Flying Tiger Copenhagen“. Esta cadena de tiendas danesa conocida por sus diseños modernos, funcionales y sobre todo, “muy escandinavos”, llevan revolucionando el mercado de la papelería, la decoración, el disfraz y el juguete desde sus inicios como gran superficie.

Sin embargo, algo en lo que se estaban quedando atrás respecto de otras empresas, era la oferta de comida vegana. Si bien es cierto que su especialidad no es la comida, este es un imprescindible en casi cualquier tienda hoy en día. ¿A quién no le gusta ir de compras y tomarse un respiro, con una bebida y algo para picar?

Siguiendo esta tendencia, Flying Tiger se suma a una iniciativa cada día más habitual, la de incluir entre sus comestibles algo 100% vegetal, para que su clientela vegana pueda disfrutar de unas opciones parecidas y que puedan consumir. Este camino ya lo había recorrido antes la marca sueca IKEA al incluir en su restaurante diferentes alimentos aptos para consumo vegano como albóndigas vegetarianas, caviar producido a base de algas y un hot dog vegano. En cuanto a dulces disponen de un helado vegano con sabor a fresa, hecho a base de un concentrado de fresas, que incluye también un cono vegano y es vendido por solo 0,5€.

Así pues, esta decisión no es casual ni aleatoria, ya que desde hace muy muy poco, en sus tiendas han comenzado a vender un producto especialmente difícil de conseguir en otras grandes superficies: las chucherías veganas.

Más concretamente, ha empezado a comercializar una serie de gominolas y dulces etiquetados como veganos, aunque no son tan visibles como nos gustaría. Estas son un tanto difíciles de encontrar una vez en la tienda, hecho que probablemente se debe, en parte, a la forma de organización de sus estanterías. Por ese motivo, os dejamos las fotos de los productos a continuación:

 

Piruletas veganas de Flying Tiger

En primer lugar, las piruletas veganas. Estas piruletas no llevan gelatina ni tampoco colorantes de origen animal. En las tiendas de Tiger, suelen encontrarse en las cestas transparentes al lado de las cajas registradoras, ya que son la novedad de esta temporada. En total, podemos encontrar hasta cuatro sabores: cherry (cereza), raspberry (frambuesa), lemon (limón) y pineapple (piña). Todos los sabores contienen, sobre todo, azúcar y jarabe de glucosa. Además, contienen aromas naturales y extractos de frutas y vegetales. Dependiendo de los extractos, serán de un sabor u otro:

En primer lugar, la piruleta de cereza contiene extractos de zanahoria, rábano y grosella negra; la piruleta de frambuesa contiene extracto de rábano y batata; la de limón contiene extracto de cártamo y limón, y por último la de piña, contiene extracto de cártamo, limón, zanahoria e hibisco.

Por cada 100 gramos contienen un total de 93 gramos de hidratos, de los cuales 65 gramos son de azúcar, lo que aporta un total de 372 calorías (1582 kj). La mejor parte es que estas piruletas no contienen colorantes artificiales, y sólo llevan un aditivo, el antioxidante vegano E-330. Su precio no está nada mal, en la línea de la empresa, dos unidades a elegir por solo 1€.

Obleas veganas de pica-pica de Flying Tiger

Además de estas piruletas, podemos encontrar otro dulce muy apetecible en forma de discos redondos, muy parecido a las típicas obleas, pero con un nombre galáctico e inesperado: sour ufos, (“ovnis ácidos”). La peculiaridad de estas es que en su etiqueta, por la parte de delante indica “sin gluten/vegano”. Por su parte, estos discos de obleas están rellenos con pica-pica con sabor de frutas, y a diferencia de las piruletas, sí que contienen los colorantes artificiales E-100, E-132 y E-162; también llevan aromas (flavourings), un regulador de acidez E-500, y un acidulante antioxidante E-334; todos ellos aptos para veganos. Por tanto, están hechas sin ningún producto o subproducto animal y sin gluten, lo que las convierte en aptas para consumo tanto de personas veganas como alérgicas o con intolerancia al gluten. Su precio es igual de apetecible que su aspecto, cada unidad 1€.

¡Esperemos que la prometedora tendencia continúe, no solamente en Tiger, de manera que cada día haya más productos veganos en todas partes!

Síguenos en Facebook