Menu

Comida vegana en los comedores escolares

Actualmente, en España no existen facilidades a la hora de garantizar a las familias una alimentación vegana en los comedores escolares públicos. Si bien puede haber pequeñas excepciones, lo normal es que no existan alternativas para aquellas personas que siguen una alimentación vegana. La única obligación a la que están sometidos los comedores escolares es a atender de manera adecuada las necesidades del alumnado con intolerancias y alergias.

En la actualidad, dentro del territorio español, solo se reconoce el derecho a acceder a una alimentación vegetal en el País Vasco, en donde desde el año 2012 los centros de enseñanza públicos, tanto colegios como institutos, deben ofrecer por ley una opción vegetariana a quien la solicite. Este hecho se debe a una reivindicación de una familia de Vitoria que pedía que en el comedor de la escuela en la que estudiaba su hija, por aquel entonces de 3 años, hubiese un menú vegetariano. La familia alegaba que la Ley de la Escuela Pública Vasca y la Constitución Española, garantizan “su derecho a dar a su hija una formación moral acorde a sus convicciones”.

No se trata esta de la única reivindicación, si no que desde hace años son muchas las familias que están solicitando menús alternativos y éticos, a través de diferentes medios, ya sea en los juzgados, creando asociaciones o recogiendo firmas.

Para el partido político PACMA (Partido Animalista Contra el Maltrato Animal), es importante que exista una alternativa vegetal en los todos los comedores de los centros educativos del estado Español. Por ello entre los compromisos recogidos en su programa electoral de cara a las próximas elecciones generales españolas del 28 de Abril, han incluido esta propuesta. PACMA expone en el apartado 1.10. Opción de menú sin alimentos de origen animal, la necesidad de que todos lo centros dependientes de las administraciones públicas, con el fin de garantizar el derecho de la ciudadanía a la libertad de conciencia. Es por ello que el partido animalista propone Posibilitar la opción de un menú sin productos de origen animal en comedores públicos, escolares, universidades, centros y residencias de mayores, hospitales, prisiones y demás centros dependientes de entes públicos.




 

Se trata de una medida que facilitaría la vida de muchas familias, pero que para otras no es más que una aberración. Este es exactamente el caso que ha saltado a la actualidad en los últimos días: la polémica surgida en dos colegios de Galicia, concretamente en Ponteareas y Mondariz, localidades en las que grupos de madres y padres protestaron por lo que consideran “un exceso de verduras en el menú de los comedores escolares”. Estas madres y padres afirman no estar en contra de que a sus hijas e hijos les den alimentos vegetales, pero trasladaron a otros medios de comunicación sus sospechas: “les dan más verduras porque son más baratas que la carne”. A pesar de que los menús por los que han protestado llevaban al menos, un segundo plato con carne o pescado, les preocupa que “un exceso de vegetales les lleve a una conversión al vegetarianismo”, asumiendo que se trataría de una imposición de una opción alimentaria menos adecuada que la que defienden.

En contraposición a estas opiniones radicales, al otro lado del océano, el gobierno de la ciudad estadounidense de Nueva York ha aprobado que los centros educativos públicos se sumen al Meatless Monday (“Lunes sin carne”), una campaña de carácter internacional que fomenta el no consumo de carne el primer día de cada semana. Con el fin de mejorar la salud de la población y la del medio ambiente de nuestro planeta, cada lunes, el menú de los centros educativos  será vegetariano para algo más de un millón de estudiantes.

Síguenos en Facebook