Menu

Por qué la sidra no es vegana

¿Cómo que la sidra no es vegana? ¿En serio? ¡Pero si se hace con manzanas! La manzana es un vegetal, ¿verdad?

Aunque parezca realmente extraño, resulta que la mayoría de las sidras que se comercializan, especialmente las más conocidas y producidas en cantidades industriales no solo no son veganas, sino que ni siquiera son vegetarianas.

Un hecho que generalmente es desconocido por parte de las personas que consumen esta popular bebida, es que se utiliza gelatina durante el proceso de clarificación. El desconocimiento se debe a que al no tratarse de un ingrediente, las leyes que rigen el etiquetado de los productos de consumo, no obligan a incluirla en la lista de ingredientes. En este punto, atención, ya que esto no solamente afecta a la sidra, sino que también sucede con otros alcoholes de consumo habitual como son el vino o la cerveza.

La gelatina, como ya hemos tratado previamente en un artículo titulado Por qué preferir gominolas veganas, es de origen animal, y suele causar desagrado saber cuáles son sus componentes. La gelatina se obtiene de una mezcla de pieles, huesos, pezuñas, vísceras y tendones de animales sacrificados en los mataderos, reducida hasta conseguir una sustancia carente de color, sabor ni olor. Es decir, se hace con desechos y desperdicios de la industria cárnica. En buena lógica, ningún producto que se cree a partir o con la ayuda de gelatina, podrá ser considerado vegano, aunque en el resultado final no esté presente.

Sidra sabor melocotón de la marca The Good Cider

En los últimos años, como reacción a la demanda creciente, han aparecido en el mercado español varias marcas de sidra de elaboración artesanal y/o ecológicas, que no utilizan gelatina ni ningún otro producto animal durante su proceso de elaboración, hecho que supone una buena noticia para quienes siguen una alimentación vegana y no quieren privarse de su consumo.

Dos buenos ejemplos de las nuevas sidras cruelty free que podrás encontrar en bares, supermercados y grandes superficies comericales son: The Good Cider (País Vasco) y Maeloc (Galicia). Se trata de marcas muy innovadoras, ecológicas, con diseños originales y modernos, que llaman la atención por sus diferentes sabores, y como implica su política 100% vegetal, están concienciadas en la necesidad de ofrecer alternativas veganas a las sidras tradicionales.

Además de utilizar manzanas para la elaboración de sus sidras, también innovan con el uso de frutas como moras, peras, fresas, piñas, limas, melocotones, etc. Para personas abstemias o que en determinados momentos no puedan o no quieren consumir alcohol, cuentan con varias versiones sin alcohol.

Por si tampoco lo sabías, otras bebidas alcohólicas como el vino y la cerveza no son tradicionalmente aptas para consumo vegano. De ello ya hemos hablado en nuestros artículos Por qué el vino no es vegano Por qué la cerveza no es vegana ni vegetariana.