Menu

Comida vegana para gatos

Años atrás, la conveniencia de una alimentación 100% vegetal para el ser humano era un tema polémico de discusión de numerosos artículos, y extensos hilos de preguntas y respuestas en los foros de Internet. Una vez superados los argumentos en contra a la vista de los numerosos ejemplos de deportistas que suman éxitos siguiendo dicha dieta, especialmente en los últimos tiempos, la discusión se ha extendido a los felinos, que ya disponen de algunos piensos que no utilizan ningún producto animal en su elaboración.

Activistas como Gary Yourofsky, apuntan, entre otros, a las sospechas relativas a la dudosa procedencia de los productos cárnicos empleados en los piensos tradicionales. Se dice, por ejemplo, que muchas empresas que producen piensos han sido fotografiadas recogiendo restos en vertederos de basura y, en la entrada de las perreras, llevándose cadáveres de animales sacrificados.

Aún así, muchas personas defienden este tipo de piensos y se oponen a la alimentación vegetal, manteniendo que “la naturaleza de los gatos es comer carne”. Si bien es cierto que su anatomía está preparada para ello, la carne no es mágica, y los mismos nutrientes que podemos encontrar en carnes y pescados se pueden sintetizar para crear piensos balanceados y de la más alta calidad, sin los inconvenientes de los piensos tradicionales.

¿Por qué habría de ser mejor lo “natural” frente a lo ético, cuando la segunda opción es igualmente saludable? ¿Es natural el pienso tradicional? ¿No está este acaso enriquecido?

Si tenemos en cuenta que la esperanza media de vida de un gato en la naturaleza ronda los tres años de edad, quizás lleguemos a la conclusión de que lo natural a veces no es lo más conveniente. Además, muchas personas desconocen que los piensos tradicionales no solo llevan carne, sino que están igualmente enriquecidos con vitaminas, especialmente con taurina. Por último, aunque parezca mentira, también existen gatos intolerantes a la proteína animal, al igual que algunos humanos.

Los piensos veganos acumulan una multitud de beneficios, como la prevención de problemas de pelo y piel, problemas cardíacos y digestivos, de sobrepeso, obesidad y distintas alergias. Su bajo contenido en grasas es uno de los motivos por los que están indicados especialmente para gatos esterilizados. Además, estos piensos están preparados para prevenir la formación de cristales en los riñones.

Pienso vegano de la marca española Veggie Animals

Otra ventaja de los piensos veganos para gatos es que carecen de las hormonas, las sustancias adictivas, los saborizantes químicos y sustancias medicinales tóxicas que se incluyen en los piensos tradicionales, lo que los convierte en una alternativa más saludable además de ética, que no deberíamos descartar. Por este motivo, en muchas de las etiquetas de estos piensos se indica que son aptos para el consumo humano, una información muy tranquilizadora que supone la confirmación de estar alimentando a nuestros amiguitos con comida de calidad.

Aunque hay gatos que comen el pienso vegano desde el primer día, otros no aceptan bien los cambios, sobre todo porque están acostumbrados a los adictivos de los piensos convencionales. Pero si quieres alimentar a tu gato con una alternativa ética, no pierdas la esperanza, ya que el proceso de adaptación para que el organismo de tu gato no se resienta es muy fácil de seguir: debes ir añadiendo el pienso vegano al anterior de manera progresiva, empezando con un 20% la primera semana, hasta llegar al 100% en la quinta, culminando así la sustitución y consiguiendo finalmente el cambio de alimentación.

En lo referente a la comida seca (comunmente llamada “pienso”) encontramos en el mercado muchos ejemplos que contienen proteínas de alta calidad, taurina y todas (-Sí, todas) las vitaminas y minerales importantes para la correcta alimentación de los gatos.




Un buen ejemplo de ello es Amí Cat. Se trata de un producto libre de colorantes, sabores y conservantes artificiales, elaborado con ingredientes naturales no modificados genéticamente. Puede ser comprado en tiendas online especializadas en comida para animales o en tiendas veganas. Su precio suele rondar los 59 los 7 kilos y medio.

También Veggie Animals es un pienso vegano para gatos que podemos encontrar online y en tiendas especializadas, veganas y/o ecológicas. Es un pienso pensado específicamente para gatos esterilizados, con problemas de piel, intolerancias o alergias alimentarias, que impide que los gatos desarrollen los típicos cristales o cálculos renales, ya que por norma beben muy poca agua. También es bajo en grasa y por supuesto, no contiene colorantes artificiales ni substancias adictivas. Su precio es más económico, y suele rondar los 57 los 15 kilos.

Vita Veg es otro pienso vegano para gatos, aunque en este caso es más difícil de encontrar y conseguir en el mercado español. De ahí su precio, casi 15 el kilo.

 

Lata de comida húmeda de la marca Benevo

Aunque el pienso es la base de la alimentación de los gatos, también es importante proporcionarles comida húmeda al menos cuatro veces por semana, por su alto contenido de agua.

Benevo Duo, es una lata de comida húmeda que contiene hasta un 76% de agua, y como su propio nombre sugiere, es apta también para perros. Está hecha a base de arroz, patatas, zanahorias, guisantes y tomates frescos, entre otros y enriquecida con taurina, vitamina A, vitaminas B1, B2, B3, B5, B6, B12, C, ácido fólico con zinc, hierro, manganeso, cobre y calcio. La lata de 369 gramos nos saldría en 2,85 €.

Además, la marca Benevo también dispone de pienso vegano para gatos, por unos 60€ cada 10 kilos. Ambos productos pueden ser adquiridos en tiendas online especializadas en comida vegana y en tiendas físicas especializadas.

Vita Veg, citada anteriormente, también tiene una versión de comida húmeda en latas, que sale a 3,51€ por cada lata de 185 gramos.




 

Complementar el pienso con comida húmeda es importante, ya que los gatos suelen beber mucho menos de lo que realmente necesitan. Así, frente al 10% de agua que contiene la comida seca o pienso, las latas de comida húmeda tienen alrededor de un 70% de media de contenido líquido. De todas formas, aunque tu gato tome abundante comida húmeda, no puedes descuidar el hecho de que también debe beber agua. Para ello, una opción interesante es conseguir una fuente para gatos, que se ha convertido en un producto muy popular últimamente, y que tiene la ventaja de incitar a los gatos a beber mucho más que en condiciones normales, porque se sienten atraídos por el fluir del agua.

Muchas de las marcas anteriores disponen además de una línea de piensos veganos y latas húmedas para perros, entre las que podemos citar Benevo, Amí dog, Ami V-Love, Veggie animals, V-dog y Vegdog.

Síguenos en Facebook