Menu

Vitaminas veganas

Los suplementos vitamínicos son un producto asociado al veganismo debido a la falsa creencia de que una alimentación 100% vegetal no aporta todos los nutrientes necesarios para estar saludable y fuerte. Sin embargo, lo que pocas personas saben es que, independientemente de la alimentación que se escoja, el ser humano debe suplementarse para estar en condiciones óptimas durante ciertos períodos de su vida y, en especial, a partir de una edad concreta, como es el caso de la vitamina B12 a partir de la barrera de los cincuenta.

Pese a ser tan necesarios, conseguir productos vitamínicos económicos veganos no es tarea fácil. En el mercado existen numerosas píldoras o pastillas efervescentes aparentemente veganas si tenemos en cuenta sus ingredientes, pero que pueden no serlo, en especial por los excipientes, aditivos, vitaminas y aromas que se les añaden, de los que no se especifica su procedencia.

En lo referente a los aditivos conocidos como “números E” puedes consultar nuestro artículo llamado ¿Qué “números E” no son veganos?. En cuanto a las vitaminas, aquella con la que las personas veganas deben tener cuidado es con la vitamina D, puesto que existe una vitamina D que procede de fuentes vegetales (D2), y otra cuyo origen puede ser de origen animal o no (D3). La vitamina D3 no vegana procede de la lana de las ovejas y por lo tanto su consumo es incompatible con un estilo de vida vegano.

No es raro, por lo tanto, encontrar productos que pensamos que son veganos, y que no lo son al contener vitamina D3 procedente de la lana. En otros productos enriquecidos con vitamina D, como por ejemplo las bebidas vegetales, yougures, o algunos cereales y galletas, ni siquiera se especifica de cuál de ellas trata y pueden no ser aptos para personas que siguen una alimentación vegana, a pesar de que en sus envases están identificados como producto “100% vegetal”.

Ante la duda razonable, lo más recomendable es adquirir aquellas marcas que especifican en su envase que son aptos para una alimentación vegana y que llevan el certificado correspondiente, por ejemplo, de la Vegan Society o de la Vegetarian Association, o el certificado V-Label de la Unión Europea.

En España, la marca Veggunn, comprometida con el veganismo, comercializa suplementos alimenticios 100% veganos con la garantía de haber obtenido el certificado vegano V-Label. Además sus productos son elaborados sin ningún tipo de aditivo, sin conservantes, sin lactosa, sin azúcares añadidos y además son aptos para personas celíacas ya que no contienen gluten.

En el catálogo de Veggunn encontrarás las siguientes vitaminas:

 

  • Vitamina B12: Al contrario a lo habitual, que es encontrar esta vitamina en formato pastilla, Veggunn la comercializa en formato líquido para la ingesta sublingual. Su vitamina B12 procede de la cianocobalamina, que es la fuente de esta vitamina que mejor cubre las necesidades de nuestro organismo. Esta vitamina es fundamental para las personas que siguen una alimentación vegana y vegetariana debido a que los vegetales son una fuente deficitaria de B12. Si notas un estado de cansancio constante y tienes cambios de humor es señal que necesitas tomar esta vitamina. Además la falta de vitamina B12 está asociada con la anemia, la pérdida de memoria, falta de concentración, confusión mental y el Alzheimer.

 

  • Vitamina D3: Veggunn comercializa vitamina D3 vegana tanto en formato líquido como en cápsulas. La vitamina D es importante para nuestro organismo porque su carencia está asociada a infecciones, problemas cardiovasculares, una mala salud ósea y una mayor propensión a las depresiones. Respecto esto último cabe destacar que la mayor fuente de vitamina D es el sol. No es de extrañar que nuestro estado de ánimo se muy diferente en verano que en invierno. En los países del norte, en donde hay menos horas de sol, existen políticas de salud pública que promueven la suplementación de vitamina D entre la población.

Síguenos en Facebook